Me llamo Alejandra Pacheco Cortés. Desciendo de mexicanos, que, a su vez, descienden de españoles, pero he nacido en California, y soy… perfecta.
No lo digo yo, lo ve cualquiera, sobran las palabras. Pero si mi cuerpo y mi rostro son perfectos, mi cerebro es superior.
He conseguido muchas cosas, la mayoría con sacrificio y trabajo… otras… con planificación y sangre fría; pero ahora, toca el siguiente paso. Ya estoy preparada, y lo estoy porque lo he encontrado. Es él, a quien deseo por esposo, el hombre con el que formaré una familia, y será mío sin lugar a dudas, eliminando cualquier obstáculo, cualquier impedimento que surja.
Espero no equivocarme. Hasta ahora, no me ha pasado.
Yo soy la que planifico mi futuro, igual que planifiqué el pasado.
Yo soy la que decido.
El libre albedrío me pertenece.
Y la ausencia de sentimientos me hace más fuerte.
¿No te lo crees?
Pregúntaselo a mi familia.