La vida del adinerado Mitch Kincaid se pone patas arriba debido al curioso testamento de su padre. A menos que se haga cargo del hijo ilegítimo de su padre, y cuide de él durante un año, Mitch perderá toda su herencia. El niño se encuentra bajo la tutela de su tía, Carly. ¨Te daré cien mil dólares por el niño. No, quinientos mil”. Mitch le ofrece una fortuna a Carly, pero esta la rechaza. Dice que no necesita más dinero, pero que está dispuesta a ayudarle siempre y cuando ella también se mude a la mansión de los Kincaid. Demonios ¿Qué es lo que busca? ¿Intenta meterse en su cama con la intención de casarse con él?