La Protección Pasiva contra Incendios es la medida primaria integrada a los elementos de construcción de un inmueble para brindar una seguridad y protección contra el fuego inherente, respondiendo contra las llamas, el calor y el humo para mantener los requerimientos fundamentales de la compartimentación de los espacios del inmueble, su estabilidad estructural, la separación del fuego y una ruta de evacuación segura.

Las medidas de la PPCI alcanzan su propósito de diseño incrementando la resistencia estructural de la estructura del inmueble, protegiendo a la estructura contra los efectos del fuego, reduciendo la propagación del fuego a través de igniciones secundarias, limitando el movimiento de las flamas y el humo y minimizando el peligro de un colapso inducido por el fuego o una falla de distorsión estructural.

El diseño de la PPCI , incorporando materiales para la protección contra el fuego, sistemas y ensambles, permite la contención del fuego para proteger la vida, salvaguardar la estructura del inmueble, preservar la operación del inmueble, minimizar los costos de reacondicionamiento y facilitar una rápida recuperación y continuidad del negocio.