¿Caería en brazos del sexy ranchero?

Al ranchero millonario Gil Addison no le gustaba Bailey Collins, pues no era la mujer dulce y hogareña que quería en su vida. Bailey era una mujer atractiva, que estaba intentando encontrar en el Club de Ganaderos de Texas al responsable de un secuestro. Y Gil se sentía muy atraído por ella.

Bailey no podía permitir que el guapo vaquero y su hijo la distrajesen. Estaba allí para hacer un trabajo, no para encontrar una familia. Y no iba a parar hasta que detuviese al culpable… El único problema era que Gil tampoco iba a parar hasta que consiguiese llevársela a la cama.