Mezquitas e iglesias, aviones y trenes, escuelas, instalaciones militares, salas de espectáculo y mercados, prisioneros y rehenes, policías y viandantes, cristianos y judíos, ateos, hinduistas, yazidíes y musulmanes, sobre todo musulmanes: los objetivos de