Renato Riverín Azurduy, Rector de la Universidad
USFX 1927, propuso al Estado boliviano, el Proyecto
de ley de las universidades para darles autonomía

Por Decreto Supremo del Presidente Carlos Blanco Galindo (1930), se dispusiera la Autonomía Universitaria de las universidades de Bolivia.

Características
Dos elementos sustanciales caracterizan a la Universidad boliviana: la autonomía universitaria y el cogobierno paritario docente-estudiantil.
Antecedentes
El origen de la Autonomía universitaria se remonta a la huelga estudiantil de 1918 en la Universidad de San Carlos de Córdoba, en la República Argentina, que fue el detonante histórico que inició el desarrollo del movimiento autonomista en todo el continente americano.
El “Manifiesto Liminar de la Juventud Argentina de Córdoba a los Hombres Libres de Sudamérica”, que circuló profundamente por todas las universidades americanas, convocaba explícitamente a todos los universitarios, a todos los hombres libres a colaborar en la obra de libertad que se iniciaba en aquella Casa de Estudios de la Argentina.
Ramón Chumacero Vargas, uno de los gestores de la
Autonomía Universitaria y la Universidad Popular
En Bolivia, luego de movilizaciones estudiantiles, el gobierno del Dr. Bautista Saavedra clausuró el funcionamiento de la Federación de Estudiantes de Chuquisaca utilizando, para este propósito, una desmesurada fuerza policial. Como consecuencia, la Federación se mantuvo cerrada entre 1922 y 1923. Las numerosas protestas y manifestaciones sociales, sobre la base del Referéndum del 11 de enero de 1931, convocado por el gobierno del Gral. Carlos Blanco Galindo, lograron materializar, por Decreto Ley de 23 de febrero de 1931, la incorporación de la Autonomía Universitaria en la Constitución Política del Estado.

Posteriormente, en la reunión de la Honorable Convención Nacional de 1938, que reformó la Constitución Política del Estado, se pudo incluir el régimen universitario autónomo en el nuevo texto constitucional, con la redacción del Art. 159, elaborado por el Rector de la Universidad de San Andrés de La Paz, Dr. Héctor Ormachea Zalles: “Las universidades públicas son autónomas e iguales en jerarquía. La Autonomía consiste en la libre administración de sus recursos, el nombramiento de sus rectores, personal docente y administrativo, la facción de sus estatutos y planes de estudio, la aprobación de sus presupuestos anuales, la aceptación de legados y donaciones, la celebración de contratos y obligaciones para realizar sus fines y sostener y perfeccionar sus institutos y facultades. Podrán negociar empréstitos con garantía de sus bienes y recursos, previa aprobación legislativa”.

Jaime Mendoza Gonzales Primer Rector autonomista 1930-1931
La defensa de la Autonomía cobró muchas vidas de los universitarios de San Francisco Xavier
La conquista de la autonomía universitaria marcó un hito importante en la vida de la universidad boliviana, pero, luego fue intervenida por gobiernos de facto y por una dictadura que intervino cruelmente a la Universidad, manteniéndola subordinada por un largo tiempo. Después de las muchas intervenciones, se retomó la Autonomía Universitaria con el objetivo de ejecutar la Reforma Educativa, creándose el Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB), en mayo de 1982, bajo el supuesto de que “Las Universidades Públicas constituirán, en ejercicio de su autonomía, la Universidad Boliviana, que coordinará y programará sus fines y funciones”.
Fuente de consulta: “Historia de la Universidad Boliviana”: Maruja Serrudo Ormachea, 2006