More than 5.000.000 Books

We Know How To Make Your Life Awesome

Search result for Ana Martínez De La Riva Molina


Ana Martínez De La Riva Molina Download List at this site help visitor to find best Ana Martínez De La Riva Molina book By provides Ana Martínez De La Riva Molina detail list, visitor can compares many Ana Martínez De La Riva Molina book, Simple Click on download button for free download or read online, below we provides Ana Martínez De La Riva Molina Download List.

Ana Martínez De La Riva Molina List:


  • UN TESORO POR DESCUBRIR (Relatos Románticos y Fantásticos nº 56)

    UN TESORO POR DESCUBRIR (Relatos Románticos y Fantásticos nº 56)

    ¡Qué fastidio mi hermano Pablo me ha dejado la habitación hecha un desastre! Ya sé lo que andaba buscando. Seguramente dinero para irse otra vez de juerga con sus amigos. No puedo hacer nada ya por él. Por más que he intentado que siente la cabeza no hay manera. Ni estudia, ni trabaja, ni quiere ayudarme en la librería que nuestro abuelo nos legó de herencia. Mis padres le han dejado por imposible y al jubilarse los dos siendo maestros se dedican a viajar por todo el mundo. Si yo pudiera haría lo mismo pero en el fondo me da mucha pena dejar solo a Pablo. Es verdad que está pasando por una época de atolondramiento y en parte la culpa sea de la educación que ha recibido. Todos le hemos consentido demasiado. Alejandro y Luisa, mis padres, nos tuvieron con demasiada edad y no supieron bien educarnos. Yo soy la mayor y tengo veinte años, mi díscolo hermano diecisiete y su única preocupación en la vida es pasárselo en grande. Ni siquiera terminó el bachillerato y le importa bien poco pensar en el futuro, dice que para qué va a seguir estudiando si lo suyo será vender libros como hago yo en estos momentos y que ya tendrá tiempo cuando sea más viejo. Ahora toca disfrutar, gastar el dinero que le dan mis padres todos los meses incluido lo que me saca a mí y si no intenta vender alguna cosa de valor para seguir gastando. No tiene ni pizca de sentido común, bebe, fuma, cada día aparece por la librería del brazo de una joven distinta. No se centra en nada, ni en nadie y ya le puedes aconsejar que mire por su bienestar que él hará oídos sordos. A veces me dan ganas de vender la casa donde los dos vivimos, repartirnos el dinero y si te he visto no me acuerdo....

    • Binding: Versión Kindle
    • Product Group: Libro digital
    • Product Type Name: ABIS_EBOOKS
    • Release Date: 2013-12-14
    • Edition: 1
    Buy at Amazon Download Free Today
  • LA HECHICERA Y EL ENMASCARADO (Relatos Románticos y Fantásticos nº 22)

    LA HECHICERA Y EL ENMASCARADO (Relatos Románticos y Fantásticos nº 22)

    LA HECHICERA Y EL ENMASCARADO CAPÍTULO I La novela que estaba leyendo no me entretenía. El tren paraba en todas las estaciones. Los viajeros iban todos durmiendo. Yo por más que lo intentaba no podía. Mi pensamientos se centraban en el telegrama que había recibido esta mañana: “Venga urgentemente su padre está muy grave y desea verla por última vez”.No recordaba su aspecto, nos abandonó a mi madre y a mí hace quince años, por aquel entonces contaba con uno. Siempre pensé que habría muerto hacía tiempo. Nunca supimos de él y mi pobre madre murió con el corazón destrozado el invierno pasado.Todavía mis ropas son negras por el luto. Teñí la mayor parte de ellas. Me encontraba en el internado cuando falleció. Mery fue ama de llaves desde el día que fue abandonada por Paul, mi padre. En la mansión Señorial me he criado y los dueños un matrimonio ya mayor nunca tuvieron hijos y me acogieron con mucho cariño.He recibido una educación impecable con los mejores tutores y a la edad de doce años me enviaron a un internado para Señoritas.Mi gran pasión es la medicina. Todos los tratados que caen en mis manos los devoro sin descanso. Se me da muy bien dibujar, y el cuerpo humano lo ilustro como si fuera de verdad.Las profesoras están sorprendidas por mi afición y no la entienden. Me comentan que son estudios para caballeros.Algunas veces he pasado desapercibida en las clases de anatomía que imparten en la Universidad.Me fascina el funcionamiento de nuestro organismo. Y el cerebro es mi gran pasión, tiene vital importancia en todo lo que hacemos en la vida.Suelo esconderme cuando terminan sus clases de prácticas con cadáveres, que nadie reclama para enterrar.Observo el instrumental que utilizan para hacer una incisión en el frío cuerpo. Practico los mismos cortes que han explicado con anterioridad a los estudiantes.No me tiembla la mano y mi curiosidad me lleva a mirar más detenidamente las partes internas del muerto.Nunca he comentado con nadie mis escapadas a la morgue. Cuánto más conocimientos adquiero, más es mi deseo de convertirme en un médico. El dolor que sentí al perder a mi madre por un enfriamiento y no poder salvarla me ha hecho estar más decidida que nunca a dar este paso.Ahora mi destino ha cambiado de rumbo. Con pena me despedí de los Señores de la casa y de mis profesoras y compañeras de internado.Este era mi último curso y estaba muy preparada en todas las materias que me habían impartido a lo largo de estos cuatro años.Mi equipaje era muy liviano. Cuatro vestidos, todos negros, un chal de lana del mismo color, ropa interior, zapatillas, zapatos de tacón bajo, mis escasos escritos de medicina, carboncillos y papel. Los botines los tenía puestos por el frío, al igual que mi abrigo. Todo estaba nevado y el tren tenía que parar de vez en cuando, para que el maquinista despejara la vía. Todavía faltaba mucho trayecto para llegar a un pueblo perdido de la montaña. En la última estación me bajaría y tenía que esperar un coche de caballos. La dirección era algo confusa. Nadie había oído hablar de Greenhope. Pasaba las hojas del libro de poesía, leía y no era capaz de concentrarme. Necesitaba dibujar, pero me daba miedo llamar la atención. Viajaba sola y no deseaba enfrentarme con algún indeseable. Agradecía ir de luto, con mi sombrero y pañuelo por el frío que me tapaban casi toda la cara. Si alguien me preguntaba si era viuda afirmaba moviendo mi cabeza. A mis dieciséis años no me había comprometido. No tenía interés en conocer un joven para casarme. El oficio que quería ejercer no estaba bien visto por los varones ni las mujeres. Era imperdonable que prefiriera ser un buen médico que una buena esposa. El tren se detuvo al final del recorrido. Cogí mi equipaje y cubriéndome lo mejor que pude con mi pañuelo el rostro por el frío y la ventisca pude coger un carruaje cerrado. El cochero...

    Buy at Amazon Download Free Today
  • LA DUALIDAD DE GERARD (Relatos Románticos y Fantásticos nº 23)

    LA DUALIDAD DE GERARD (Relatos Románticos y Fantásticos nº 23)

    LA DUALIDAD DE GERARDCAPÍTULO I-¿René dónde te has metido. Te espera un caballero con un carruaje en la puerta?-Ya bajo papá. Estaba colocándome la gorra de Gerard. -Vaya hija, quiero decir hijo estás idéntico a tu hermano gemelo. No se darán cuenta que eres una jovencita. Te sienta estupendamente el traje de Gerard. Recuerda que ahora te llamas así y habla lo menos posible y trabaja mucho. Serás su secretario. ¿Te cortaste el cabello?-Hum. Todavía no, lo he recogido en un moño muy apretado y con la gorra no se verá nada. No te preocupes papá saldremos adelante. Te enviaré el salario. Por favor procura administrar bien lo poco que nos queda, no dejes que la propiedad de la familia pase a manos del primo Forges, es muy avaricioso. Cuando regrese Gerard de sus viajes en el barco traerá mucho dinero con las ventas de las mercancías.-Lo sé mi niña. En unos meses todo estará resuelto, las deudas pagadas y mi pequeña volverá a su hogar. Todavía estás a tiempo de rechazar el trabajo y quedarte conmigo.-Papá ya lo hemos hablado muchas veces. Necesitamos urgentemente ir saldando cuentas con nuestros acreedores. Con la paga que reciba del hijo del Duque como su secretario, servirá para paliar un poco la deuda y como has dicho, son solamente unos pocos meses y Gerard nos rescatará de la ruina.Nos abrazamos y besamos con todo nuestro cariño.Salimos al exterior. No deseábamos que mi protector observara detenidamente el Castillo. Por dentro estaba casi vacío, habíamos vendido muebles, cuadros, joyas, esculturas, libros…Únicamente disponíamos de nuestros aposentos, un comedor, un despacho y la cocina. El resto de las estancias estaban completamente vacías. Incluso todo el personal de servicio nos había abandonado porque no teníamos para pagarles. Mi hermano mellizo nos convenció para emprender una gran empresa comercial que nos sacaría de la miseria. El mercado de las Indias el éxito estaba asegurado. Con la compra y venta de té, especias y sedas, nos proporcionaría el mismo estilo de vida al que antes estábamos acostumbrados.Cogí el equipaje nos dimos unas palmaditas en la espalda y un apretón de manos como si fuera mi hermano el que se marchaba a otras tierras lejos de mi hogar. Subí al carruaje donde me esperaba el hijo del Duque. CAPÍTULO IILas cortinas estaban echadas y no veía bien en el interior. Con un bastón mi protector dio unos golpes en el techo para que el cochero emprendiera la marcha.No hablaba nada, ni me preguntaba mi nombre o el trabajo que iba a realizar. Carraspeé e inicié una conversación.-Buenas tardes Señor…Hum. Soy Gerard La Font, por mi nombre habrá deducido que mi origen es francés. Nací en Paris, mi padre es el Conde de La Font, desgraciadamente tuvimos que huir de Francia cuando llegó la Revolución, vinimos aquí a Escocia al Castillo de la familia de mi difunta madre. En una revuelta callejera, la llevaron a prisión y la ejecutaron tan rápidamente que no tuvimos tiempo ni de despedirnos de ella. Huimos mi padre, mi hermana René y yo. Seguía sin contestarme. A lo mejor no hablaba inglés.Empecé a relatarle los conocimientos que dominaba, adquiridos en Paris. -Massieu Mac Bean, domino las ciencias, matemáticas, arte, historia, griego, latín, por supuesto francés e inglés y gaélico. Mi madre era escocesa de las Tierras Altas. Creo que es un sitio precioso. Ella añoraba mucho la belleza de las montañas agrestes, los lagos, sus gentes…Perdone me estoy poniendo muy sentimental.Mi lectura, escritura y dibujo son perfectos. Cualquier trabajo que quiera que haga lo haré lo mejor que pueda. Y si desea que estudie alguna materia diferente, soy muy aplicado, aprendo rápidamente.Seguía sin hablar nada.Encendió una lamparilla dentro del carruaje. Nos observamos detenidamente.Era un joven guapísimo, con un cabello muy negro y los ojos muy azules con largas pestañas, su nariz era un poco aguileña y su boca ampl...

    Buy at Amazon Download Free Today
  • BRIGITTA (Relatos Románticos y Fantásticos nº 28)

    BRIGITTA (Relatos Románticos y Fantásticos nº 28)

    BRIGITTACAPÍTULO ISentada en el banquillo del vestuario me quitaba los patines y cubría las cuchillas para preservarlas de su conservación, no quería dañarlas eran el único par del que disponía.Había terminado por hoy los entrenamientos y estaba agotada, ya era noche cerrada y el frio intenso me hacía estremecer. Muy abrigada con el gorro de lana, la bufanda tapándome casi hasta los ojos y el forro polar, me dispuse a coger el tren hasta mi casa.No encontrabas a nadie por las calles. Iba lo más aprisa que podía, ya faltaba poco para llegar a la estación y en tres paradas me hallaría en mi barrio. No era muy popular. Vivía en un modesto apartamento de diez plantas. Mi piso era el último. Me consolaba pensando en el ascensor. De momento seguía funcionando, aunque de vez en cuando te hacía una mala jugada y se estropeaba, generalmente los fines de semana, para fastidiarte dos días sin él. El técnico de mantenimiento, solamente trabajaba de Lunes a Viernes y por las mañanas. Me preguntaba por qué escogí el patinaje sobre hielo como profesión. Reconozco que siento fascinación desde que vi, con cinco años en casa de mis abuelos en Suiza, unos Juegos Olímpicos y las parejas danzaban, como si flotaran a través de la pista helada. Claro por mis venas corría sangre de artista, había sido bailarina de ballet pero no llegó a ser todo lo famosa que hubiera debido ser. Mi embarazo la estropeó su carrera. Se enamoró de un multimillonario excéntrico. Para él fue un capricho y para ella su primer y único amor. La abandonó antes de que yo naciera. Creo que la tristeza la consumió y no quiso seguir viviendo. Mis abuelos nunca me han contado muchos detalles, un tren la atropelló cuando cruzaba por una vía sin barreras ni controles.Acabo de cumplir los dieciocho años, dentro de un mes se van a celebrar los Juegos Mundiales de invierno. Mi entrenadora me ha escogido para formar parte del equipo. He trabajado muy duro durante más de diez años, todos los días sin parar de entrenar y viviendo modestamente con lo que me pagaba la federación de deportes. Gracias a esas ayudas y a mi primer entrenador en Suiza pude conseguir una beca e ingresar en la escuela de patinaje de Canadá.Soplo mis fríos dedos a pesar de llevar guantes, empiezo a ir más deprisa, oigo como alguien se acerca, no quiero mirar atrás tengo miedo, casi empiezo a correr y mi perseguidor acelera el paso, solamente me queda doblar una esquina y ya me encontraré a salvo. Cuando voy a alcanzarla unas fuertes manos me sujetan por la espalda y me tiran al suelo. Intento forcejear con el intruso. Noto algo frío en la garganta. Y una voz muy ronca me susurra al oído:-¡Estate quietecita, si no quieres que ahora mismo te corte el cuello! ¡Dame todo lo que tengas! Estaba temblando, no atinaba ni a hablar, las manos las tenía agarrotadas del frío y el miedo.Me pinchó un poco y noté como salía unas gotas de sangre que corrían por mi cuello, empapando mi bufanda.-¡Deprisa idiota! Era incapaz de soltar mi mochila con los patines, me había costado mucho esfuerzo comprármelos. Era lo más valioso que tenía.Me dio un empujón fuerte y me tiró de espaldas al suelo, donde llevaba colgada mi bolsa, con todas mis pertenencias personales.Sujetaba el asa con mis manos, como si me fuera la vida en ello. Estaba tan agarrotada, que no podía quitarlas y el delincuente por más que me golpeaba y zarandeaba, no se hacía con ella.Comenzó diciendo improperios, a rajar la mochila y sacar el contenido.Me revolví contra él en un vano intento de detenerle.-¡Estúpida, estate quietecita o te mato ahora mismo!Con un fuerte navajazo, me rajó el antebrazo haciéndome un profundo corte y un chorro de sangre empezó a salir a borbotones.Fue cuando solté mis pertenencias, para sujetarme el brazo con la otra mano y taponar la hemorragia.El malhechor, huyó con mis únicas posesiones.Mi vista se desenfocó y veía puntitos negros. Antes de desmayarme y quedarme...

    Buy at Amazon Download Free Today
  • FABIÁN Y FANNY (Relatos románticos y fantásticos nº 55)

    FABIÁN Y FANNY (Relatos románticos y fantásticos nº 55)

    Amanecía un día muy desapacible, el hogar estaba muy silencioso, ni siquiera se oía el ruido de los pequeños sonidos que hacen todas las construcciones tan antiguas como en la que yo vivía. Hacía poco tiempo que mi tutor me había acogido bajo su techo al cumplir mis diecisiete años de edad y acabar mi preparación en un internado para señoritas de la alta sociedad. No tengo ningún recuerdo de mis padres ni de mis hermanos cuando perecieron en el incendio que asoló la mansión en el condado de Lancast donde yo había nacido. Por causas desconocidas toda mi familia pereció encerrados como en una ratonera sin escapatoria. Yo entonces era una pequeña de apenas algo más de un año que comenzaba a andar por los largos pasillos de piedra apoyándome en la balaustra ante mi inseguridad que rodeaba la primera planta del hogar de mis antepasados, una hermosa propiedad con una gran construcción de sólida piedra y madera heredada de generación en generación hasta llegar al duque mi padre su heredero, y algún día también sería de mi hermano mayor y así sucesivamente. Desafortunadamente nunca ocurriría, yo era la única superviviente de tan trágica desgracia. Fue un milagro que me salvara por mi afán de curiosidad e inquietud que bajara de mi cuna en busca ya de aventuras. Cuando con mis pequeñas piernecitas bajé escalón a escalón hacia el vestíbulo buscando la salida al hermoso jardín que tanto me gustaba. Una sombra se proyectó sobre mí en el momento que intentaba alcanzar la puerta. Me giré y solté una carcajada de alegría, era mi niñera a la que yo tanto quería. Ella con el ceño fruncido me cogió en brazos y con el semblante muy serio me regañó por mi escapada mientras me besaba y no paraba de apretarme contra su blando cuerpo con olor a pan recién hecho. Un ruido ensordecedor como si de un cataclismo se tratara hizo que mi niñera se abalanzará hacia el exterior atravesando la destrozada puerta por la bomba expansiva que en unos segundos envolvió de llamas y humo la monumental construcción de los condes de Lancast.Todo se convirtió en una bola de fuego y únicamente escuché el gritó ensordecedor de mi cuidadora al desmayarse conmigo en brazos en la entrada de la residencia familiar. En ese momento con mi mirada infantil antes de perder el conocimiento por la caída en el empedrado del suelo, una figura oculta detrás de los establos reía con estentóreas carcajadas como si fuera lo más maravilloso del mundo contemplar semejante matanza. Después ya no oí ni vi nada. Son los únicos recuerdos que tengo de mi corta estancia en el palacete del condado....

    Buy at Amazon Download Free Today
  • EL SONIDO MÁS HERMOSO (Relatos Románticos y Fantásticos nº 21)

    EL SONIDO MÁS HERMOSO (Relatos Románticos y Fantásticos nº 21)

    EL SONIDO MÁS HERMOSOCAPÍTULO I El cielo estaba muy plomizo, dentro de poco descargaría una tormenta. Quedaban todavía unas mesas por limpiar. Mi turno en el restaurante estaba finalizando. Todos los comensales y el dueño se habían marchado. Intenté recoger lo más aprisa que pude. Hoy no había llevado paraguas y el camino hasta la habitación donde me alojaba se encontraba muy retirado de mi trabajo. Mis padres hacía dos meses que se habían separado. Siempre fui una niña muy silenciosa y jamás les di ninguna preocupación. He nacido hace diecisiete años con una imperfección en mi cerebro. Mi mente está llena de notas musicales. Dentro de mi cabeza suenan un sin fin de melodías. Al principio no conseguía controlarlas, fluían solas y en mi afán de capturarlas deseaba aprender a imprimirlas en una partitura. Estuve en los mejores conservatorios de música en Estados Unidos, desde los tres años. En un tiempo record reconocía todos los instrumentos y su forma de tocarlos. El piano era mi punto fuerte. Mis dedos volaban por el teclado como si formara parte de mi propio cuerpo.Una institutriz se encargaba de mi educación, viajaba mucho y mis padres no tenían nunca ocasión de seguirme por todo el país escuchando mis conciertos. Crecí en un entorno frío y dedicada exclusivamente a mi carrera musical. Esta noche iba a dar un recital en mi ciudad: Filadelfia. Estoy fregando y recogiendo los restos de basura. Mis manos están mojadas y agrietadas. Sería incapaz de continuar con mis clases y mis giras.Amo la música y he compartido con mis admiradores mis interpretaciones. Deseaba regalar al resto del Mundo el don con el que había nacido. Ahora las melodías vuelven a dar vueltas y más vueltas en mi interior. Mis manos ya no podrán hacer magia. Un terrible suceso ocurrió el mismo día en que mis padres se separaron.Acababa de llegar de un concierto benéfico a mi hogar. Al abrir la puerta de la mansión donde vivíamos, un escándalo de voces, gritos y ruido de cristales, me asustaron. Corrí escaleras arriba hacia el dormitorio de mis padres. No los reconocía, parecían dos fieras peleándose sin sentido, chillándose y arrojándose cualquier cosa que tuvieran a su alcance. Intenté separarles y ante mi estupor recibí golpes en mi cabeza. Puse mis manos en ella y siguieron pegándome como si yo fuera la causante de su disputa. Mis manos y dedos quedaron destrozados ante su furia.Caí al suelo con la mirada perdida, no entendía nada. Me reprochaban la mala suerte que tuvieron con mi nacimiento. Para ellos no era una niña normal, nunca lo había sido. No hablaba de ningún tema. No me relacionaba con nadie… Únicamente mi vida era la maldita música.Las lágrimas recorrían mi rostro. Jamás habían intentado comprenderme. No tengo ningún recuerdo de alegría, ni afecto.Eran dos personajes públicos metidos en política. No deseaban tener una hija que les avergonzara y no pudiera cumplir con la tradición de mis ancestros.Mis padres procedían de dos familias muy acaudaladas e influyentes. Yo fui el desencadenante de sus amargos años de convivencia. Procuraban organizar sus fiestas cuando yo no estaba. Más de cuatro días no me permitían permanecer en el hogar. Las giras de conciertos estaban programadas durante años.Solamente volvía en las fiestas navideñas para hacer una foto de familia. Representábamos una farsa.La propaganda y la mentira eran su base política y familiar. Les había defraudado porque no estaba en su mismo círculo social y no me interesaban los temas que trataban, ni los numerosos jóvenes pretendían para formar alianzas futuras.Les avergonzaba que no pudiera asistir a sus congresos, fiestas, comidas, organizaciones benéficas…Porque no era mi mundo. No comprendía que esperaban de mí.Ahora que ha pasado el tiempo, me doy cuenta que no les he importado y sie...

    Buy at Amazon Download Free Today
  • ANNABELLA (Relatos románticos y fantásticos nº 53)

    ANNABELLA (Relatos románticos y fantásticos nº 53)

    Tal vez no fuera la manera más correcta de intercambiar regalos, pero desde siempre nos hemos acostumbrado mis hermanos y yo a dárnoslos después de veinticuatro horas de nuestros cumpleaños. Es una tradición muy antigua que se remonta al primer Anderson nacido en el seno de una misteriosa familia afincada en el Norte de Europa. Mi tatarabuelo el primer noble nacido en estas tierras inculcó a todos sus descendientes a cumplir tan singular tradición. Mi bisabuelo hizo lo mismo que mi abuelo y hasta mi propio padre Neck Anderson propietario y heredero de todas las tierras circundantes a las afueras del pueblo, dominando en nuestro castillo medieval y reformado a través de los siglos que ha pertenecido a la familia sigue haciéndolo desde tiempos inmemoriales. Hoy espero con unas ganas tremendas la sorpresa que todos con su afán de consolarme tras la pérdida de mi adorada madre me arranque una sonrisa y me permita por unos instantes olvidar la desolación por la que sufre mi alma por su muerte tan prematura e injustificada.Comenzó una mañana muy oscura, las nubes tapaban cualquier atisbo de rayo de sol. El aire atormentaba con su furia las ventanas y rugía como si fuera a destruir el castillo piedra a piedra. Yo me encontraba arrebujada bajo las mantas y la hermosa colcha que con tanto esmero mi madre había tejido a ganchillo con sus primorosas manos. Me encantaba su tacto y el color rosa pálido tan suave con sus formas de sencillos ramos de flores entretejidos con unas ramitas de un tono verde musgo que hacían contrastar la mezcla hipnotizándote de la belleza inconmensurable de tan bella obra de arte....

    Buy at Amazon Download Free Today
  • LA CASA DEL BOSQUE (Relatos románticos y fantásticos nº 54)

    LA CASA DEL BOSQUE (Relatos románticos y fantásticos nº 54)

    Me encontraba muy cansada, acabábamos de regresar de un viaje por Europa. Mis padres habían insistido en que lo realizara. Fui sin ganas y casi obligada. Lo hice por ellos porque no se sintieran abatidos ante mi negativa. Pensaban que era una manera de hacer que me sintiera mejor y olvidar el terror de lo vivido en el último mes. Todavía las pesadillas no se habían desvanecido y me despertaba con un grito estrangulado en mi garganta. Mi cuerpo temblaba empapado en sudor y era incapaz de controlar el castañeo de mis dientes. Vivía en una casita de campo que heredé de mi abuela. Ella siempre deseó que fuera para mí. Todos los veranos los pasaba allí como si el lugar fuera mágico y yo me convirtiera en un hada. Se hallaba en mitad de un precioso bosque rodeada por un lago no muy grande con un agua cristalina donde me bañaba aprendiendo a nadar y pescaba con una pequeña embarcación de remos que había pertenecido a mi padre. Estaba muy bien conservada y cada año la pintaba y restauraba la astillada madera. Al principio mis padres se negaron a que me trasladara a vivir tan alejada de la civilización. Acababa de terminar mis estudios de filología y lo que más deseaba era ser escritora. Me pareció la mejor de las ideas dejarme arrastrar por el embrujo de mi nuevo hogar para comenzar con mi primera novela. Siempre fui muy soñadora inventándome historias de hechizos, de sucesos paranormales y del típico héroe que rescataba a la ingenua y bella princesa de las garras de un malvado sin escrúpulos a la que quería someter y apoderarse de su buen corazón. Ya desde que comencé a escribir y leer en mi infancia, cada vez devoraba más y más los cuentos de fantasía y con siete años escribí mi primer relato. Mi profesora estuvo tan entusiasmada con mi historia que me dieron un premio por ser la mejor escritora del colegio siendo tan pequeña, superaba a muchos otros alumnos en cursos superiores. Quizá el pasar en compañía de mi abuela desde que empecé a gatear los meses de vacaciones, envolviéndome en sus historias de embrujamientos, hechizos mágicos, brujas buenas y malas…Comencé a soñar con esas historias y a intentar escribirlas. Mis padres estaban muy orgullosos con mi comportamiento de niña muy estudiosa con notas extraordinarias, cariñosa y dulce....

    Buy at Amazon Download Free Today
  • MONTAÑA AZUL (Relatos Románticos y Fantásticos nº 1)

    MONTAÑA AZUL (Relatos Románticos y Fantásticos nº 1)

    CAPITULO IHoy va a ser mi gran día, acabo de cumplir 16 años. Es una fecha muy especial porque demostraré a mi poblado que por fin soy mujer. Vivo en una cabaña con mi madre. Es la persona más importante de mi vida y mi mejor amiga. Las dos somos totalmente diferentes tanto en el aspecto físico como en nuestra forma de ser. Mi madre se llama Ruth. Es morena de piel, con unos ojos casi negros que te miran profundamente y puede saber lo que estás pensando. Todos los habitantes de mi poblado la quieren mucho y sin ella no sabrían que hacer. Tiene unos dones que la hacen muy especial del resto, su espíritu es muy fuerte, da una gran confianza y es una excelente sanadora. Parece un ser etéreo, con unos rasgos dulces, en su cara perfecta, con sus ojos grandes y rasgados, su nariz recta y una boca con unos labios generosos, que parecen pedir a gritos que los besen. Es muy esbelta, mide un metro setenta y todo es fuerza en su constitución. Todavía sigue siendo hermosa y joven. Nací cuando ella tenía los mismos años que cumplo hoy. Preparándome frente al espejo, mi reflejo me mostró a una chica muy delgada, más alta que mi madre. Parecía un junco que se doblaría en cuanto soplara la más mínima brisa. Tengo el pelo muy largo como mi madre y lo llevo trenzado, es de un color muy rubio como el oro. Por eso tal vez me puso el nombre de Áurea.Mis ojos son de un tono turquesa brillante que llama mucho la atención. A mi me da vergüenza porque soy la única chica de mi poblado con este aspecto, mi piel es muy clara y siempre llevo un vestido de algodón blanco que me llega hasta mis pies y con unas mangas que me cubren los brazos. También soy la más pequeña de todo el poblado. Ningún niño ha nacido después de mi concepción. El último en nacer antes que yo es casi un hombre para mí, tiene 20 años, es muy fuerte y musculoso, me asusta su tamaño de un metro noventa. Se llama Kurk y tiene los rasgos parecidos a los de mi madre y todos los que forman mi pequeño entorno. Todos ellos son de piel morena, pelo negro y ojos grandes y rasgados casi negros. Somos una comunidad muy aislada que vive en pequeñas cabañas todas de madera, pero muy acogedoras. Tenemos todo lo que necesitamos para sobrevivir: nuestras chimeneas, alfombras por todo el suelo de piel de animales a los que cazamos para alimentarnos; nuestros propios colchones para dormir rellenos de paja y taburetes de madera con su mesa para tomar nuestros alimentos. Desde que nacemos aprendemos a vivir de nuestro entorno, no nos falta de nada. Nos protegemos dentro de un bosque muy denso, con muchos animales, y buena leña para cortar en invierno, que es bastante largo dura casi nueve meses, y casi siempre está nevado y a veces el río se congela, teniendo que picar profundamente para llegar hasta el agua y poder alimentarnos de algunos peces.Cuando llega la primavera, siempre ayudo a mi madre a recoger todas las flores y plantas que nos van a servir para preparar sus medicinas. Las almacenamos en nuestra cabaña, colgándolas de las vigas de madera para que se sequen. Es la época que más me gusta: te puedes bañar en el río, correr por el campo, cazar con las trampas que ponemos a los conejos... Es como si la vida comenzara de nuevo.Como este mismo día de mi cumpleaños, ya es primavera, es el nueve de abril del año dos mil noventa y cuatro. Tengo miedo y al mismo tiempo estoy emocionada. Hay que demostrar que soy una adulta que puede subsistir con mis propios recursos. Luego incluso puedo escoger pareja. Esto es lo que más temo porque no me relaciono con los hombres de mi poblado. Aunque habrá treinta jóvenes, no me decido por ninguno. Me aterroriza su fuerza y dominación. Me gustaría ser un espíritu libre como mi madre, que no tiene a ningún hombre a su lado. Nunca la he visto en compañía de ninguna pareja. Sólo se relaciona para curarlos o aconsejarlos, tanto a hombres como a mujeres.Tampoco tengo ninguna amiga con la que relacionarme....

    Buy at Amazon Download Free Today
  • KARL Y CINTHIA (Relatos Románticos y Fantásticos nº 30)

    KARL Y CINTHIA (Relatos Románticos y Fantásticos nº 30)

    KARL Y CINTHIACAPÍTULO IAbrí mi correo, había puesto un anuncio para dar clases particulares en cualquier lugar de Inglaterra. No quería seguir viviendo en la residencia de mi padrastro. Hacia pocos meses que por desgracia mi madre murió, montando a caballo, en las propiedades en el campo, que poseía mi familia. Mi único pariente y tutor, era un militar retirado del ejercito de su majestad. Era un hombre muy autoritario y agresivo. Su afición a la bebida le había envilecido y ya no soportaba permanecer en su compañía. Me escabullía en la mansión, escondiéndome en cualquier sitio donde no pudiera encontrarme. Había echado el cerrojo de mis aposentos. No quería ser interrumpida por el servicio o por él. Últimamente me buscaba constantemente y veía en su mirada algo cruel en sus intenciones poco honestas hacia mí.Mi verdadero padre, Sir Henry Stuart, era un eminente estudioso del comportamiento humano, un psiquiatra especializado en trastornos de la personalidad. Mi padrastro, el Coronel John Reightmond, era uno de sus pacientes y al final un amigo íntimo de mi familia. Se fue apoderando de todas nuestras posesiones poco a poco e introduciéndose en nuestro círculo social. Tenía quince años, cuando una enfermedad incurable se llevó a mi padre lejos de nosotras. Mi madre, Alexandra de origen alemán, muy bella y a penada por nuestra soledad, se refugio en el cariño del Coronel. Al principio fue todo amabilidad y compresión hacia nosotras. Mi madre, cayó bajo el embrujo de sus encantos, a mí nunca pudo engañarme, con su falsa modestia y sinceridad.Guardaron un año de luto como era la tradición. Mientras tanto a mí me enviaron por recomendación de mi padrastro, a un internado para señoritas en Londres. No quería separarme de mi madre, pero la tenía hechizada y hacía todo lo que él, la pedía.Estuve alejada durante tres años, sin verla y sin recibir ni un solo mensaje. En Navidades debía pasarlas en compañía de alguna de mis compañeras. Hice unas maravillosas amistades. Terminé mi excelente formación en el internado y me disponía a regresar a mi hogar, cuando recibí un telegrama de la defunción de mi madre, en un accidente de cacería montando a caballo. Mi mundo se volvió oscuro. No podía creérmelo, era imposible que no me hubiera ni tan siquiera haber despedido de ella, ni haberla cuidado en su agonía.Fue una crueldad por parte del Coronel, no avisarme antes de que sufriera ese terrible desenlace.Ahora estaba en sus manos. Tenía todos los derechos sobres mí, hasta que cumpliera los veintiún años y se leyera el testamento de mis difuntos padres. Tenía que huir como fuera de su alcance y no parar hasta refugiarme en cualquier propiedad que necesitaran a una institutriz, y esperar escondida, tres años para recibir mi herencia.Muy nerviosa abrí el sobre con la carta:“ Señora necesito ayuda, no sé escribir, ni leer, estas palabras al igual que su anuncio, mi asistente personal, me ha ayudado a leerlo y escribirlas.Espero su urgente viaje a Austria. Le envío un pasaje en barco para su pronta llegada hasta Alemania y desde allí un tren la trasladará a Salzburgo.Un cordial saludo:Von Karl Bressan “Se cayó el papel al suelo, cuando unos fuertes golpes aporreaban mi puerta. Era mi padrastro.Suspiré.-¡Enseguida bajo para la cena, mi señor padre! Continuaba vociferando, estaba otra vez borracho.-¡Abre hija o tiro la puerta a bajo! Escondí la carta debajo de mi almohada. Descorrí el cerrojo y antes de que pudiera pasar, salí al pasillo cerrando mi dormitorio.Me agarró muy fuerte del brazo y arrastrándome escaleras abajo, casi tropiezo y me caigo, aprovechó para apretarme contra su cuerpo e intentó besarme en la boca, echándome su pestilente aliento a licor. Giré la cara antes de su baboso beso y le empujé lo más fuerte que pude. Se cayó rodando por los escalones.Cuando paró en el hall de la estancia, se levantó y chilló con un grito de guerra abalanzándose escaleras arriba a...

    Buy at Amazon Download Free Today